Podredumbre de la raíz y base del tallo, podredumbre del capítulo y del tallo del Girasol

Grupo de cultivos: Oleaginosas
Especie hospedante: Girasol (Helianthus annuus)
Etiología: Hongo. Necrotrófico
Agente causal: Sclerotinia sclerotiorum (Lib.) de Bary (1884)

Taxonomía: Fungi > Ascomycota > Pezizomycotina > Leotiomycetes > Helotiales > Sclerotiniaceae

 


Sclerotinia sclerotiorum produce distintos síntomas. La infección micelial (fase vegetativa) es responsable de lapodredumbre de la raíz y base del tallo, mientras que la ascospórica (fase sexual), es responsable de la podredumbre del capítulo y la podredumbre del tallo.

Sintomatología:

  • Podredumbre de la raíz y base del tallo: (marchitamiento): Esta enfermedad aparece anualmente a partir de los esclerocios presentes en el suelo, de su número dependerá la cantidad de plantas atacadas. Los esclerocios producen micelio que penetra a través del sistema radical, el cual se debilita disminuyendo gradualmente su función y ocasionando marchitamiento que puede llegar a la muerte de la planta. Las plantas atacadas son fáciles de ser arrancadas y/o quebradas a nivel del suelo debido a la destrucción de tejidos. En condiciones de alta humedad ambiental, las bases de las plantas se cubren de micelio blanquecino sobre el que se producen esclerocios, aumentando la densidad de inóculo del suelo.
  • Podredumbre del capítulo y del tallo: Los síntomas se observan desde floración hasta madurez, a partir de infecciones iniciadas por ascosporas liberadas por los apotecios. Comienzan como lesiones húmedas en el tallo y receptáculo, con decoloración del tejido afectado, que se torna castaño. Si la enfermedad avanza, la podredumbre puede abarcar todo el capítulo y provocar su caída total o parcial, dejando en la parte superior del tallo, un manojo de fibras aisladas pendientes de la planta. En condiciones de alta humedad ambiental las lesiones se cubren de micelio blanco algodonoso y de esclerocios. Estos adoptan la forma del lugar donde se originan, pudiendo ser alargados (interior de tallos), redondeados (exterior de tallos e interior de aquenios) o formar un “enrejado” entre los aquenios. Los granos que llegan a formarse son de menor tamaño, y en muchos casos vanos, con esclerocios en su interior.

Epidemiología: Sclerotinia sclerotiorum es un hongo necrotrófico, cuya forma de resistencia en el suelo es mediante esclerocios, los que están además presentes en semillas, rastrojos y malezas. Los esclerocios son la fuente de inóculo más importante (por su cantidad y capacidad de supervivencia ante condiciones adversas). La pérdida de viabilidad y degradación de los mismos depende de varios factores: altas temperaturas, condiciones extremas de alternancia de humedad y la profundidad a la que se encuentran en el suelo. La sobrevivencia de los esclerocios es mayor cuando están ubicados entre los 2 y 30 cm por debajo de la superficie del suelo, siendo los ubicados sobre la superficie los de más rápida degradación. Los esclerocios, según condiciones específicas de temperatura y humedad, producen una germinación micelial o carpogénica (dando apotecios); esta última es la de mayor importancia epidemiológica. Las condiciones óptimas para la producción de apotecios son: alta humedad en los primeros cm del suelo, temperaturas frescas (< 20ºC) y canopeo cerrado. La producción de ascosporas ocurre con valores cercanos al 70% HR. Las ascosporas son expulsadas a unos pocos cm de altura pudiendo ser trasladadas por el viento a considerables distancias (la mayoría entre los 100 a 150 m), depositándose luego sobre la superficie del hospedante. Las ascosporas no infectan los tejidos vivos directamente, sino que colonizan tejidos senescentes o muertos, desde donde se extienden rápidamente al resto de la planta. En la mayor parte de los casos las estructuras florales proveen el material para la colonización inicial. La penetración del hongo se produce por presión mecánica y por disolución enzimática de los tejidos. En la infección micelial, los esclerocios bajo condiciones de alta humedad y temperaturas (más de 20°C) germinan produciendo un micelio blanco, que mediante la lisis (por enzimas y toxinas) de los tejidos radicales, coloniza el órgano atacado. Avanzada la etapa de colonización, el micelio se anastomosa formando los esclerocios, reiniciándose el ciclo. Las plantas afectadas producen esclerocios que quedan en los rastrojos, caen al suelo, o se diseminan con la semilla. Las cubiertas del aquenio de girasol pueden estar infectados con micelio del patógeno y de esa forma se introduce la enfermedad en campos donde previamente no existía.S. sclerotiorum no produce inóculo secundario capaz de reinfectar durante el mismo ciclo, por lo cual las enfermedades que causa son de naturaleza monocíclica.

Daños: Los daños más importantes se deben a pérdidas de producción por la caída de los capítulos, al deterioro de la calidad por el aumento de los cuerpos extraños y de la acidez del aceite. Los ataques a las plántulas, raíces o base del tallo, en la mayoría de los casos conducen a la muerte de las plantas y las que no mueren disminuyen su rendimiento.

Las Medidas de Manejo Integrado de la enfermedad incluyen:

  • Utilizar semilla libre del patógeno, producida en campos no infectados.
  • Usar semilla de alto poder germinativo tratada con fungicidas.
  • Rotación  prolongadas con cultivos de gramíneas
  • Elección de la fecha de siembra que permita escapar del ambiente predisponerte durante el momento de mayor susceptibilidad del cultivo
  • Manejo de la densidad y uniformidad, evitando generar un microambiente favorable para el desarrollo de la enfermedad
  • Regular el riego para evitar períodos de alta humedad relativa durante el momento de mayor susceptibilidad del cultivo
  • Limpieza de la maquinaria
  • Manejo del rastrojo.
  • Control químico
  • Elección de genotipos tolerantes.
  • La resistencia genética a la podredumbre basal ha sido comprobada en numerosos trabajos y en otros países hay programas específicos que la utilizan. En nuestro país debido a la poca incidencia de esta enfermedad en la disminución de los rendimientos, no existen programas especiales de mejoramiento genético. Si están orientados al mejoramiento de la podredumbre del capítulo. La Estación Experimental Balcarce del INTA publica anualmente la lista de girasoles híbridos de buen comportamiento de ensayos con inoculación artificial. Los materiales detectados como de intermedio o buen comportamiento son los híbridos recomendados ante ataques de moderada intensidad.

¿Cómo citar esta información para publicaciones?
Herbario Virtual. Cátedra de Fitopatología. Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires. http://herbariofitopatologia.agro.uba.ar