Sarna o Roña del Palto

Grupo de cultivos: Frutales
Especie hospedante:  Aguacate, Avocado, Palto (Persea americana Mill.)
Etiología: Hongo. Necrotrófico
Agente causal: Sphaceloma perseae Jenk.

Taxonomía: Fungi > Ascomycota > Pezizomycotina > Dothideomycetes > Myriangiales > Elsinoaceae

 


Síntomas: El hongo Sphacelona perseae ataca al fruto, hojas y ramas jóvenes; en los frutos, desde recién polinizados, hasta completamente formados; estos presentan lesiones de color café, de aspecto corchosos de forma inicial redonda o irregular, que al unirse pueden cubrir parte del fruto o el fruto completo, dándole un aspecto de mamey, puede causar agrietamiento en hojas y ramas. En las hojas se presentan como pequeñas manchas individuales de color café oscuro de menos de tres milímetros de diámetro. En casos de infección severa, se distorsionan las nervaduras, las hojas se deforman y atrofian. En los peciolos, nervaduras o corteza de ramas verdes, las lesiones son alargadas y ligeramente prominentes. En los frutos se presenta en forma de  manchas levemente corchosas, ovaladas, de hasta 3 mm de diámetro, de coloración marrón oscura, pasando al pardo claro al envejecer, pudiendo cubrir  toda la superficie de la fruta, presentando grietas que pueden dar origen a infecciones secundarias de otros patógenos. En el fruto los daños son exclusivos del pericarpio y no de la pulpa, aunque las lesiones pueden ser la entrada de otros organismos.

Daños: Los daños a la fruta son estrictamente exteriores, no alcanzando la pulpa y por consiguiente no desmerece sus cualidades gustativas, sin embargo, el tamaño de la fruta no alcanza valores normales y su aspecto desmerece la calidad comercial.

Epidemiología y condiciones predisponentes: S. perseae requiere de alta humedad relativa y altas temperaturas para su desarrollo, el rango óptimo de temperaturas es de 10ºC a 26ºC. La humedad relativa mayor del 80% favorece el desarrollo de lesiones. El periodo más susceptible del fruto es el de cuajado a un tercio o a un medio de su tamaño normal, ya que al madurar el fruto, el pericarpio se endurece. Los daños a los frutos por insectos, roedores o golpes, permiten la entrada del hongo; éste produce esporas sobre tejido atacado y son diseminadas por viento, lluvia, rocío o insectos. A mayor número de lesiones de roña en frutos, las lesiones de este hongo maduran y se liberan los conidios en el ambiente. Las temperaturas menores de 8ºC disminuyen el número de conidios en el ambiente, y temperaturas mayores a 26ºC también disminuyen el número de lesiones. El intervalo óptimo de temperaturas que favorece la mayor liberación de conidios es de 8 a 28ºC. La humedad también favorece a la liberación de conidios.

 

Manejo de la enfermedad

  • Plantar variedades resistentes o de mejor comportamiento.
  • Podas de aclareo que permitan mayor luminosidad y aireación a los árboles, teniendo en cuenta el sellar las heridas causadas por la poda, en la región podada.
  • Recolección de frutos caídos, y eliminación de frutos enfermos (fuente de inóculo primario).
  • Aplicar fungicidas al inicio de la floración, hasta dos o tres semanas después de cuajamiento del fruto con fungicidas a base de cobre micronizado (53 % de cobre), en dosis de 1 a 2 kilogramos por 400 litros de solución; con benlate 800 a 1000 g en 1000 litros de solución o con caldo bordelés en la mezcla 1-1-100 (cal, sulfato de cobre, agua).
  • Desinfectar cuartos de almacenamiento y canastos de comercialización de la fruta, en forma periódica con productos a base de Hipoclorito de Sodio al 2%.

 

Bibliografía

Dreistadt SH. 2008. Integrated Pest Management for Avocados. Univ of California Agriculture & Natural Resources. 222 p.

¿Cómo citar esta información para publicaciones?
Herbario Virtual. Cátedra de Fitopatología. Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires. http://herbariofitopatologia.agro.uba.ar