Mancha en red de la cebada

Grupo de cultivos: Cereales
Especie hospedante: Cebada (Hordeum vulgare)
Etiología: Hongo. Necrotrófico
Agente causal: Drechslera teres (Sacc.) Shoemaker (teleomorfo Pyrenophora teres Drechs)

Taxonomía: Fungi > Ascomycota > Pezizomycotina > Dothideomycetes > Pleosporomycetidae > Pleosporales > Pleosporaceae


Síntomas y signos: La enfermedad puede aparecer en todas las partes verdes de la planta. El síntoma típico ocurre principalmente en las hojas donde aparecen estrías necróticas longitudinales cruzadas por otras transversales dando la apariencia de mancha en red. Estas manchas son pardo oscuras, generalmente con bordes indefinidos. En las lesiones más viejas el aspecto reticulado es muy evidente. Las espigas también pueden ser atacadas produciendo semillas infectadas. En este caso las semillas se visualizan oscuras, pero no es posible identificar precisamente si se trata de D. teres o B. sorokiniana. Cuando la infección proviene de semilla la primera hoja muestra generalmente, una estría longitudinal necrótica. Puede provocar la muerte precoz de la hoja.

Existen dos formas de Drechslera teres similares morfológicamente pero causantes de manchas diferentes: D. teres f. teres Smedeg, típica mancha reticular (tipo en red) y D. teres f. maculata Smedeg, la cual produce lesiones circulares o elípticas marrón oscuro (tipo en mancha). Esta última presenta síntomas no reticulado (sin red) sino que por el contrario, son manchas muy similares a los causados por B. sorokiniana y solo pueden distinguirse entre sí por la observación microsópica de los conidios. Ambas formas de D. teres producen compuestos fitotóxicos, denominados marasmines, responsables de los cambios patológicos que siguen a la infección.

Daños: Constituye la principal enfermedad de los cultivos de cebada del Cono Sur. Aparece en todas las regiones productoras de nuestro país desde los primeros estadios del cultivo.

Provoca daños de rendimiento estimados en un 20%. Los componentes más afectados son el peso de los granos y el número de granos por metro cuadrado. También disminuye el extracto de malta, lo que afecta la calidad maltera para la producción de cerveza.

Ciclo de la enfermedad y epidemiología: El patógeno ataca exclusivamente a la cebada. En nuestro país aparece en todas las regiones donde se cultiva este cereal y desde los primeros estadios.

Las principales fuentes  de inóculo son las semillas infectadas y el rastrojo infestado.D. teres, es un patógeno muy frecuente en semillas y es transmitido con una tasa de transmisión del 21%. La diseminación a grandes distancias ocurre a través de semillas infectadas. El nivel de infección se intensifica con temperaturas crecientes a partir de los 10ºC (rango óptimo 15-25ºC) y períodos de mojado foliar de 12 a 36 horas. El viento puede transportar los conidios a cortas distancias porque las esporas son grandes y pesadas. Las esporas pueden ser diseminadas por el viento y depositadas en hojas de la misma planta o plantas vecinas dentro del cultivo. El patrón de distribución en el lote es generalizado y uniforme. En rastrojos, el hongo sobrevive saprofíticamente produciendo conidios o ascosporas en peritecios.

Condiciones predisponentes:

  • La siembra de semillas infectadas introduce la enfermedad en campos nuevos o bajo rotación.
  • El monocultivo asegura la presencia indefinida del patógeno en el cultivo. Resulta más grave cuando se trata de siembra directa.
  • Temperaturas entre 15- 25Cº y humedad relativa > a 90% en el ciclo de cultivo.
  • La posibilidad de infección aumenta con temperaturas templado-cálidas y disminuye con niveles térmicos inferiores.
  • Uso de cultivares susceptibles.

Medidas preferenciales de manejo (económicas y antes de la siembra):

  • Tratamiento eficiente de semillas
  • Rotación de cultivos
  • Ambas deben ser llevadas a cabo complementariamente.

Otras:

  • Aplicación de fungicidas foliares
  • Siembra de cultivares tolerantes
  • Eliminación de plantas guachas

 

¿Cómo citar esta información para publicaciones?
Herbario Virtual. Cátedra de Fitopatología. Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires. http://herbariofitopatologia.agro.uba.ar