Podredumbre apical (Stem end rot) y podredumbre del Palto por Dothiorella

Grupo de cultivos: Frutales
Especie hospedante:  Aguacate, Avocado, Palto (Persea americana Mill.)
Etiología: Hongo. Necrotrófico
Agente causal: es causada por varias especies de bacterias y hongos, incluyendo el hongo Lasiodiplodia theobromae, varias especies de Botryosphaeria y Fusicoccum, y otros hongos, tales como Alternaria y Phomopsis spp.. (Anteriormente atribuido a Dothiorella sppSacc.)


Síntomas: la podredumbre del fruto comienza como una ligera arruga alrededor del punto de inserción del pedúnculo, donde se observa una lesión que ocasiona una pudrición de color marrón o café oscuro El micelio fúngico a menudo es visible si se elimina el “botón” donde se inserta el pedúnculo. En el extremo del pedúnculo se desarrolla un decaimiento visible con un margen bien definido. A medida que la fruta madura, la descomposición avanza de manera gradual y uniforme hacia el centro del mismo, pudriendo la fruta entera, que se vuelve oscura y arrugada. Se observa un necrosamiento marcado de los haces vasculares, en el interior del mismo. En función de los organismos causales, la carne puede ser acuosa y suave, o inicialmente seca, convirtiéndose acuosa más tarde cuando los organismos colonizan los tejidos secundarios.

Daños: Se estima que las pérdidas por la enfermedad en poscosecha son cercanas al 10%, al deteriorar la calidad de la fruta cosechada. Los agentes causales producen infecciones latentes en el campo antes de la cosecha y sólo se manifiesta en el fruto en la etapa de poscosecha. Los daños provocados por la Podredumbre apical se parecen a los causados por la antracnosis. Sin embargo, el agente causal de la Antracnosis produce una esporulación de color rosado en la superficie de la fruta, en contraste con el micelio grisáceo de los agentes causales de la podredumbre apical.

Epidemiología y condiciones predisponentes: Estas especies agentes causales son saprofitas o patógenos débiles, y están presentes en el suelo, y en la mayoría de tejidos del palto en descomposición, incluyendo flores senescentes, corteza lesionada, frutas y hojas en descomposición. Las esporas de los patógenos agentes causales se propagan por el viento y salpicadura de gotas de agua sobre hojas, ramas y frutos muertos. Las esporas infectan a través de heridas y lenticelas (diminutos orificios naturales) en la fruta. La infección se produce en los lotes o montes frutales, pero la enfermedad por lo general no es evidente hasta después de cosecha, cuando la fruta comienza a madurar.

Manejo de la enfermedad

  • Evitar estrés nutricional e hídrico.
  • Desinfectar las herramientas de poda.
  • No acumular resto de poda, tejido leñoso y frutos podridos o muertos cerca de los árboles en producción.
  • Realizar tareas de poda y cosecha con tiempo seco.
  • Utilizar mulch.
  • Minimizar al controlar otras enfermedades que debilitan el monte de palto.
  • Desinfectar cuartos de almacenamiento y canastos de comercialización de la fruta, en forma periódica con productos a base de Hipoclorito de Sodio al 2%.
  • Minimizar los daños físicos
  • Enfriamiento inmediato a la temperatura óptima recomendada para el cultivar y la conservación de esta temperatura durante el transporte y comercialización.

 

Bibliografía

Dreistadt SH. 2008. Integrated Pest Management for Avocados. Univ of California Agriculture & Natural Resources. 222 p.

Tamayo Molano P.J. 2007. Enfermedades del Aguacate. Ponencia presentada en el marco del Encuentro Nacional de la Cadena Productiva del Aguacate – Noviembre 2006. Politécnica N°4, Medellín, mayo – julio de 2007, pp. 51-70.

¿Cómo citar esta información para publicaciones?
Herbario Virtual. Cátedra de Fitopatología. Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires. http://herbariofitopatologia.agro.uba.ar