Peste negra en Pimiento (TSWV, Tomato spotted wilt virus)

Grupo de cultivos: Hortícolas
Especie hospedante: Pimiento (Capsicum annuum var. annuum)
Nombre Científico: Capsicum annuum var. annuum
Etiología: Virus. Biotrófico
Agente causal: Tomato spotted wilt virus (Tospovirus, TSWV)

Taxonomía: Viruses > ssRNA viruses > ssRNA negative-strand viruses > Bunyavirales > Tospoviridae >  Orthotospovirus > Tomato spotted wilt orthotospovirus

ICTV Taxonomy history: Tomato spotted wilt orthotospovirus 
Bunyavirales > Tospoviridae > Unassigned > Orthotospovirus > Tomato spotted wilt orthotospovirus


La enfermedad se denomina “Peste negra, marchitamiento manchado o moteado”. El agente causal es el Tomato Spotted Wilt Virus (TSWV), aislado originalmente a partir de plantas de tomate enfermas (ver Peste negra del tomate). TSWV infecta a más de 1000 especies de plantas y causa daño económico significativo a muchos cultivos hortícolas, ornamentales y espontáneas pertenecientes a 70 familias botánicas.  TSWV se describió por primera vez en plantas de tomate infectadas en Australia en 1915 y se determinó que era de etiología viral en 1930. En algunas áreas, se ha determinado que el virus es omnipresente en el medio ambiente, ya que puede infectar muchas malezas, plantas de jardinería y plantas nativas (Sherwood et al., 2009).

El virus es transmitido exclusivamente por trips.

Síntomas: los más característicos consisten en la aparición de pequeñas manchas anilladas en las hojas superiores que rápidamente se vuelven homogéneas y de color bronceado. Las hojas se abarquillan hacia abajo y aparecen estrías oscuras en pecíolos y tallos. Los brotes terminan necrosándose. Los frutos presentan tamaño reducido, deformaciones y manchas anilladas concéntricas de color amarillo que perduran hasta la madurez.Como en la mayoría de las virosis, las plantas presentan detención del crecimiento y clorosis generalizada.

Vectores: Trips tabaco, Frankliniella occidentalis y F.schultzei.

Ciclo de la Enfermedad:  El vector adquiere el virus en su forma de su estadío larval II al alimentarse de malezas o plantas cultivadas enfermas. La concentración viral aumenta en su interior en la medida que el insecto va cumpliendo su ciclo, que puede durar entre diez a cuarenta días según las temperaturas varíen entre 15ºC a 30ºC, respectivamente.

El virus, una vez adquirido, puede ser transmitido por todos los estadíos sucesivos y necesita un período de latencia de entre cuatro a dieciocho días. El adulto, que es la forma diseminante del virus en el cultivo, no puede adquirirlo ni transmitirlo a la descendencia pero, al oviponer sobre plantas enfermas, las formas larvales del estadío II eclosionadas adquieren el virus para reiniciar el ciclo.

Dentro del invernadero, debido a las condiciones favorables, los ciclos se acortan y las distintas generaciones, que pueden ser partenogénicas, se van solapando coexistiendo todos los estadíos. Los vectores pueden también invernar como ninfa infectada y transmitir el virus como adulto en los vuelos de primavera.

 

Manejo Integrado

Como en toda enfermedad de origen virósico, el manejo debe apuntar a la prevención. Cundo sea posible se deben elegir materiales con tolerancia o resistencia a la enfermedad o se deberá asegurar la sanidad de los plantines a transplantar. Durante el cultivo se debe monitorear y combatir al vector comenzando cuando se adviertan los primeros adultos. Por otra parte, bajo invernáculo se debe eliminar malezas y se debe proceder del mismo modo con las plantas de tomate cuando se observen síntomas de ésta u otra virosis.

Bibliografía

Best RJ (1968) Tomato Spotted Wilt Virus. Advances in Virus Research 13: 65-146. doi: 10.1016/S0065-3527(08)60251-1

¿Cómo citar esta información para publicaciones?
Herbario Virtual. Cátedra de Fitopatología. Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires. http://herbariofitopatologia.agro.uba.ar